miércoles, 28 de enero de 2015

Spaghetti alla carbonara (Original y a mi manera)

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

Spaguetis alla carbonara

Y digo original porque por allá en tierras italianas presumen de que así es y no les quito razón. Aquí solemos hacerla con nata, que también están muy buenos pero … no es lo mismo. Sea como sea, a mi esta versión me encanta, concretamente la de hoy, porque en el blog ya tenéis una pero con macarrones, sin vino blanco y con bacon. La de hoy lleva salchichas, pimienta negra, nuez moscada y comino. ¡Toma castaña!

La receta, en su titulo, lleva por nombre “Original” (porque es con huevo en lugar de nata) y “a mi manera” (porque lleva aderezo que la original no lo incluye). A mi me encanta aportar mi esencia en la pasta, siempre cuando la misma lo admita y en este caso le viene al pelo, sinceramente. Así pues, vamos con ella …

¿Que necesitas? 3 pax

240g de espaguetis

1/2 cebolla, Vino blanco, Queso rallado, Salchichas, 4 huevos

Pimienta negra, Comino, Nuez moscada, Aove, Sal

¿Como la hacemos?

  • Cocemos la espaguetis (1 litro de agua por cada 100g de pasta) unos 14/15 minutos, retiramos del fuego y enfriamos un poco en agua para cortar la cocción. Reserva hasta el final.
  • Sofríe la cebolla, cuando transparente añade las salchichas (7 unidades de las finitas) cortadas en rodajas no muy finas, espolvorea un poco de las especias.
  • Deja que tomen algo de color y añade el vino blanco, cuando evapore el alcohol añade la pasta, rehoga un poco, añade algo más de especias ya que lo que pusiste antes no se integrará en la pasta y no cogerá sabor la misma.
  • Incorpora el queso rallado y a continuación los huevos batidos. Remueve para que no se pegue a la sartén pero no dejes que se haga como si fueran unos huevos revueltos, debe quedar suelto, sedoso, como si se tratara de nata. Para conseguirlo aparta la sartén del fuego a los 3/4 minutos y con el calor residual conseguiremos esa textura.
  • Sirve caliente y acompaña con un poco de *orégano o *albahaca fresca.

Curiosidades

* Orégano/ albahaca fresca – Opcionalmente puedes servir con estas hierbas aromáticas que profundizarán aún más en el sabor final de tu plato.

* Hermanos Aparici – Para esta elaboración he optado por la variedad de cebolla tradicional de esta casa.

jueves, 22 de enero de 2015

Jamoncito de pollo con cebollitas glaseadas

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas
Jamoncito de pollo con cebollitas glaseadas
No hay nada malo en hablar solo, lo malo es cuando te contestas.
¡¡Buenos días!!
¿Como estáis? Bueno, en mi caso a tope. Comencé a trabajar … ¿ein? ¡¡Si!! El primer día del año, pa cogerlo con ganas jajaja Como os decía tengo trabajo y estoy la mar de contento Sonrisa
Hoy una receta que de quitar el hipo y llenar la tripa jajaja y es que este jamoncito de pollo hecho con caldo de un guiso de papas le da un toque estupendo junto con el aporte de las cebollitas glaseadas.
Otra receta de la saga “Aparici” y es que cuenta en sus filas de ingredientes con las cebollitas francesas que son geniales para este tipo de elaboración, el glaseado. Puedes tenerlas hechas de un día para otro, te sirven para acompañar carnes asadas o bien para la que hoy os traigo. También uso la cebolla tradicional para este guiso.
¿Que necesitas? 3 pax
Jamoncitos de pollo
Cebolla tradicional, Pimiento, Ajo, Tomate natural
Vino blanco, Caldo de guiso de papas
Aove, Sal
Cebollas glaseadas
Cebollitas francesas, Mantequilla, Azúcar, Agua, Pedro Ximénez
¿Como la hacemos?
* Cebollitas glaseadas
  • Limpiamos las cebollitas cuidando de no quitar en exceso mucha piel y dejarla más bien enteras, para que al cocer no se deshagan. Las doramos antes de cocer y luego añadimos la mantequilla, el *azúcar y el agua sin llegar a cubrirlas totalmente.
  • Dejamos cocer unos 20 minutos, haciendo movimientos circulares con la olla en lugar de usar cucharas (las cebollitas se podrían partir y queremos que estén de una pieza).
  • Pasado ese tiempo, añadimos el vino y dejamos cocinar continuando con los movimientos circulares para que llegue a todas las cebollitas por igual y queden bien impregnadas de todo el sabor y cojan color. Asegúrate que quede una especie de crema oscura (por el vino) que será la que te servirá para bañar las cebollitas.
* Jamoncitos de pollo
  • Doramos la carne y reservamos.
  • Sofreímos las verduras, añadimos el tomate sin piel y cortado en daditos. Dejamos que suelte el agua y así reducirá su tamaño y perderá resistencia. Añadimos la carne y el vino blanco, rehogamos un poco y dejamos que evapore el alcohol.
  • Añadimos el *caldo de guiso de papas y cubrimos con agua. Cocemos a fuego fuerte durante 10 minutos y luego bajamos a fuego medio durante 20 minutos. De vez en cuando, regar la carne con el caldo.
  • Comprueba, pasado el tiempo de cocción estimado, que la carne está tierna, si no es así, déjala un poco más.
  • Sirve acompañada con las cebollitas glaseadas y disfruta, mucho.
Curiosidades
Cebollitas glaseadas – Azúcar – Si vas a usar el Pedro Ximénez ten en cuenta que es dulce y si añades mucho azúcar puede llegar a quedar empalagoso. Te recomiendo usar la mitad de azúcar en ese caso para corregir el dulzor.
Caldo de guiso de papas – En esta elaboración usé lo que me sobró, que más o menos eran 300g, poco más de un vaso de tubo, por eso hay que cubrir con agua.

jueves, 8 de enero de 2015

Pollo a la jardinera “a mi manera”

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas
Pollo a la jardinera
Estoy de vuelta.
Hace mucho que no publico nada. De hecho tengo abandonado el blog más de lo que pensaba. El último post con receta data del 25 de octubre y eso es muchísimo tiempo y el post más reciente del 4 de noviembre que no lleva receta, es el de la moussaka y otros productos Maheso.
Así que esto hay que arreglarlo y que mejor manera que con una receta muy tradicional y muy sabrosa. El pollo se cocina frito, guisado como en este caso, al horno, si son traseros de pollo los puedes deshuesar y hacer a la plancha … Muchas elaboraciones y todas muy ricas. Hoy es a la jardinera y a mi manera, porque tengo la sensación que puede faltar algún ingrediente Sonrisa
Cuento con la colaboración de la cebolla tradicional de Hnos. Aparici que por navidades me hicieron llegar un lote con un surtido de sus cebollas entre las que contaban chalotas, dulces, moradas, francesas y blancas. Hoy voy a preparar las cebollitas francesas glaseadas para unos traseros de pollo que voy a guisar más tarde, así que queda pendiente para dentro de poco Sonrisa
Para la receta de hoy …
¿Que necesitas? 3pax
1 pollo troceado sin pechugas
Ajo, cebolla tradicional, zanahoria, pimiento verde y morrón, guisantes
Tomate natural
Vino blanco
1 pastilla de caldo
Patatas
Aove, sal y pimienta negra
¿Como la hacemos?
  • Limpiamos el pollo, reservamos las pechugas para otra elaboración (si quieres y sois muchos a comer, añádelas) y dora el pollo en la sartén.
  • Pica las verduras y sofríelas en otra sartén o “deja enfriar el aceite” de dorar el pollo. Primero el ajo, ya sabes que me gusta poner el ajo con el aceite en frío y cuando comience a responder el aceite añado la cebolla y la zanahoria. Cocino unos minutos y añado el pimiento verde. Cuando tengo sofrito todo lo anterior añado el pimiento morrón y parte del caldo de la conserva. Cocino 2/3 minutos y añado el tomate natural sin piel y troceado en daditos para facilitar la integración en el sofrito.
  • Poco a poco se irá soltando el tomate e irá integrándose en el sofrito, quedando muy débil la poca carne de tomate que quede en la cazuela o sartén, con la cocción desaparecerá totalmente formando parte de un buen sofrito que dará mucho sabor a tu guiso.
  • En este punto añade un buen vino blanco y déjalo reducir un poco, así se evaporará el alcohol. A continuación añade el pollo y “cubre con agua” o un buen caldo para cocer el pollo e incorpora los guisantes para que se cocinen.
  • Cuece el pollo a tu gusto, yo lo dejé unos 10 minutos a fuego alto y luego bajé a medio el resto de la cocción, unos 20 minutos. Rectifica de sal o no y añade en este momento la pimienta, remueve bien con movimientos circulares y “sirve con patatas fritas”.
Curiosidades
* Cantidad de ingredientes. Cada maestrillo tiene su librillo Sonrisa En este caso me refiero al sofrito, no pongo cantidad porque cada uno le pondrá lo que realmente le parezca más adecuado. Por ejemplo a mi me gusta poner bien de cebolla y cortarme un poco con el pimiento, no va en la misma proporción.
* Dejar enfriar el aceite. Si no quieres ensuciar más cacharros hazlo y si no, coge otro cacharro Sonrisa Dependerá del tiempo que tengas y si quieres fregar más o darle más trabajo al lavavajillas.
* Tomate maduro. Cuanto más tierno esté mejor para el sofrito. También puedes rallarlo y así acortas un poco este paso. Tú eliges.
* Añadir agua o caldo de carne. Como con el arroz, elegir un buen caldo favorecerá la obtención de un gran sabor final en tu elaboración. Como siempre, la elección es tuya Sonrisa
* Sirve con patatas fritas. Obviamente la guarnición es amplia, incluso puedes servirlo solo pero no me negarás que con unas patatas fritas adquiere importancia en la mesa … ¿Nada de fritos? Confítalas Sonrisa O mejor aún, cuela el caldo, aparta unos 250ml y el resto consérvalo para hacer un buen arroz en otro momento. Tritura las verduras (aparta unos cuantos guisantes por la cosa de la estética del plato Sonrisa) con la mitad del caldo. Si está espeso rectifica con el resto del caldo según necesites para conseguir un buena salsa y si con esa mitad del vaso está muy suelto, redúcelo un poco en el fuego. Sirve el pollo con esta crema y córtala con un chorro de reducción de Pedro Ximénez. Por último añade los guisantes que apartaste.

martes, 4 de noviembre de 2014

Maheso, moussaka, fritos sin gluten y al horno

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

2014-10-27 22.41.37

 

Maheso vuelve a confiar en mi blog, lo cual me enorgullece y agradezco profundamente. Esta vez repite moussaka, mahesitos y nuggets, estos últimos un par de bolsas siendo una de ellas sin gluten. En sabor, sinceramente, yo no le encuentro diferencia, están igual de ricos que los que llevan esta proteína. Bajo mi punto de vista son un buen producto para niños, al igual que los mahesitos (croquetitas pequeñas) que se los come mi hija muy bien, le encanta (y a nosotros Sonrisa).

Por último la moussaka es un producto que para dos personas viene muy bien, a menos que seas un estómago inquieto y necesites toda la moussaka para ti Sonrisa.

Pásate por su página de facebook e infórmate de todo lo que se cuece por allí. Concursos, vales promocionales, noticias sobre ferias gastronómicas …

sábado, 25 de octubre de 2014

Fideos con almejas

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

Fideos con almejas

Las comidas de mi suegra.

Si, desde aquel día que lo probé cada vez que sé que va a hacerlo … los ojos como chirivitas jajajaja Esta vez los hice yo, es como una sopa pero sin caldo Sonrisa algo tiene pero es mínimo, apenas se nota y está en el fondo.

Yo diría que este plato es agradecido tanto con calor como sin ella porque no es pesao como puede llegar a sentar el cocido o puchero en verano ¡buf! aunque yo soy de los de puchero y cocido en verano jajajaja he de reconocerlo. Soy de buen comer y con este plato (y con los anteriores también) quedas satisfecho, tu poquito de pan (o mucho pan Sonrisa) pa acompañar y luego pa remojarlo en el caldito … es recordarlo y se me hace la boca agua. ¿Vamos con él?

¿Que necesitas?

250g de fideos gordos

250g de almejas aproximadamente

1 pastilla de caldo de pollo (de pescado le va mejor)

1 cebolla, 1 pimiento verde y 2 dientes de ajo

Vino blanco

Aove, Azafrán, Perejil, Sal

¿Como la hacemos?

 

  • Sofreímos las verduras a fuego medio, cuando la cebolla transparente añadimos el vino blanco y los fideos, removemos uno segundos, añadimos la misma cantidad de agua que de fideos y el azafrán.
  • Cuando comience a hervir ponemos las almejas y el resto de ingredientes, dejando para el emplatado el perejil.
  • Cocer a fuego medio vigilando que no se quede sin agua ya que estos fideos absorben mucha.
  • Probar de sal y corregir si fuera necesario. Servir espolvoreado de perejil.

Curiosidades

Originario del sur de España, Andalucía y concretamente de sus costas, me atrevería a decir que de la provincia de Cádiz pero no puedo asegurarlo. También suele acompañarse de gambas o langostinos, lo que potencia el sabor de este guiso aún más. Una delicia.

martes, 16 de septiembre de 2014

Pizza caprichosa “a mi manera”

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

Pizza caprichosa

Hoy … pizza. Pero no una cualquiera, no, esta es de categoría. Una mezcla de trigo panificable y sémola fina de trigo … La primera vez que la hice reconozco que me quedé en modo “i’m fliping”. Un gran sabor gracias a la fermentación larga en frío, poca levadura (aún se le puede poner menos Sonrisa ). El crujiente que le otorga el horneado en la solera del horno es algo que vengo haciendo cada vez que hago pizza y si uso esta receta o la mía clásica sin fermentación en frío, le aporta ese crujiente a la base que a mi me encanta.

No busques más, esta manera de hacer pizza te cautivará. Ya te veo haciendo bases para congelarlas y tenerlas a mano en un suspiro Sonrisa

¿Que necesitas?

Para la masa

375g harina de trigo panificable

125g de sémola fina de trigo

300g de agua

20g aove

2g levadura seca

10g sal

Para el relleno

Champiñones laminados

Chorizo

Atún

Cebolla dulce Hnos. Aparici

Pimiento verde

Queso en lonchas (mejor mozzarella rallada)

Tomate frito o tu salsa de tomate casera

Orégano y/o albahaca

¿Como la hacemos?

  • Para la masa, mezcla todos los ingredientes y amasa hasta integrarlo bien todo. Como esta masa fermentará en frío, cortamos en dos porciones, boleamos y metemos en un bol cada bola, dejamos que arranque la fermentación (1 hora aproximadamente) y metemos en la nevera, tapados mínimo todo la noche, pero puedes dejarlo 24 horas, 36 horas o incluso 48 horas. Si vas a dejarlo más de 12 horas es conveniente que pongas un 75% de harina panificable y un 25% de harina de fuerza para que el gluten no se degrade.
  • Pasado el tiempo de fermentación elegido, sacamos las porciones de los boles, enharinamos la encimera y estiramos con rodillo o con las manos, me gusta más la segunda opción, es más artesanal Sonrisa Pásala a un papel de horno.
  • Ve preparando los ingredientes. Corta en juliana el pimiento y la cebolla. El chorizo en rodajas muy finas y luego córtalo en cuartos. Enciende el horno a 225º. Pon el tomate en la base, extiéndelo y espolvorea una mezcla de orégano y albahaca. Coloca el queso en lonchas y continúa con los demás ingredientes dejando el atún para el final.
  • Coloca la pizza ya completa en la solera del horno y hornéala unos 3/5 minutos, no te despistes porque se te puede quemar la base. Pasados esos 3/5 minutos pásala al penúltimo carril de tu horno y termínala de hornear.

Curiosidades

Esta manera de fermentar y hornear la pizza es de Ibán Yarza. Si tienes tiempo y ganas de comer una pizza totalmente distinta a la que hacías tienes que probar esta forma de hacerla.

martes, 9 de septiembre de 2014

Llonget

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

Llonguet

Otra vez pan Sonrisa

Creo que es sabido por los que me seguís la afición panarra que tengo desde hace un tiempo, podríamos hablar de más de 1 año. Esta vez me dio por un pan catalán que a mi me recuerda al bollo que tenemos aquí en Sevilla, ese de piquitos en los extremos, panza de miga regordete y laterales de corteza. Digo que me recuerda por el sabor, un poco, en apariencia no tanto porque el Llonguet no tiene esa panza de miga central, sino que tiene como una incisión producida por el formado típico de este pan, que al dar el corte se abre como el Mar Rojo como con Moisés Sonrisa

La forma de elaborarlo tiene “su aquel”. Es curioso y cuando los hice me dije “ a ver que sale”, sin tener mucha convicción en que saldría en forma como debía. Cual fue mi sorpresa al verlo que los vídeos y tanto leer aquí y allá sobre como hacerlo dieron sus frutos. No es nada difícil, al menos a mi me lo pareció así y solo lo he hecho en una ocasión pero ya me están dando ganas de hacerlo de nuevo Sonrisa

Es un pan con baja hidratación, de miga prieta y corteza mate, no se usa vapor para hornearlo.

Bueno, dicho esto os dejo con la elaboración por si os apetece intentarlo, merece la pena.

¿Que necesitas?

150g masa fermentada 24 horas en frío (90g harina de trigo/ 60g agua/ 1g levadura seca)

500 g de harina de trigo

250g agua

2g levadura seca

10g sal

¿Como la hacemos?

  • Mezclamos la harina, agua y levadura seca para hacer la masa fermentada. La dejamos a temperatura ambiente que arranque la fermentación y luego la metemos al frigorífico hasta el día siguiente. Pasadas las 24 horas, mezclamos todos los ingredientes y amasamos hasta obtener una masa elástica, resistente.
  • Hacemos un primer plegado, estirando la masa un poco en la mesa de trabajo y desde los extremos traemos la masa hacia el centro y luego enrollamos de mitad hacia el centro desde arriba y luego desde abajo. Para entender mejor este plegado aquí tenéis un video que os servirá de ejemplo. Dejar reposar 15 minutos.
  • Volvemos a hacer la misma operación que el punto anterior y dejamos de nuevo otros 15 minutos reposando. Cortamos en unidades de 120g aproximadamente, depositamos en lino enharinado o vuestros trapos habituales para fermentar masas, para una fermentación corta de 30 minutos.
  • Una vez fermentadas las piezas, volteamos dejando cara arriba el lado que ha estado en contacto con la tela, practicamos un corte profundo longitudinalmente y horneamos sin vapor a 230º unos 20/25 minutos.

martes, 26 de agosto de 2014

Tabulé (Tabouleh) con alitas de pollo

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

Cuscús con alitas de pollo

Si os digo Oriente Medio, ¿que pensáis? Siria, Irak, Israel, Líbano … Lo más probable es que os venga a la mente zonas en guerra, lamentablemente es así, siempre hay algo por allí (como en muchos sitios) pero hoy vamos a hablar de una ensalada de origen Sirio y Libanés, que se hace con trigo bulgur y que también en algunas zonas del Magreb (zona más occidental del norte de África) lo elaboran con cuscús, como la receta que os traigo hoy. Pero además lleva unas alitas de pollo un tanto especiales por la salsa que las acompaña.

La salsa está a medio camino entre la barbacoa (ketchup, miel, salsa de soja etc) y una a la miel (mostaza, ketchup, comino etc) así que mezclé lo que me pareció y me gustó bastante la unión de sabores. En mi caso hice las alitas en la freidora y luego las rebocé en la salsa antes de comer. También es posible macerarlas unas 6/8 horas en la misma salsa y luego hornearlas, no se te ocurrirá meterlas en la freidora …

¿Que necesitas?

Para el tabulé

2 tazas de cuscús

2 tazas de agua

Mantequilla (opcional)

Pimiento verde

Choped

Tomate

Cebolla dulce Hnos. Aparici

AOVE

Vinagre

Sal

Alitas de pollo

Para la salsa

Ketchup

Miel

Comino

Pimienta negra

Nuez moscada

¿Como la hacemos?

  • Limpia las alitas de pollo, sazónalas y ve friéndolas. Reserva.
  • A continuación calienta el agua y cuando empiece a hervir agrégale el cuscús, asegúrate de que entra en contacto con toda el agua y déjalo tapado 5 minutos que se hidrate. Añádele mantequilla y remueve bien para soltar el grano.
  • Corta los ingredientes del tabulé y ve colocándolos en el recipiente donde vayas a servirlo, para añadirle por último el cuscús y aliñarlo.
  • Haz la salsa mezclando los ingredientes en un bol y remueve bien. Los puse a ojo, siendo el ketchup lo que más cantidad había, los demás van en proporción, no te pases Sonrisa
  • Puedes rebozarlas en la salsa y calentarlas en el horno a 200º unos 5/10 minutos o bien servirlas con la salsa en un bol para rebozarlas antes de comer.
  • Sirve y disfruta.

Curiosidades

Empresa colaboradora: Hermanos Aparici

Producto: cebolla dulce

jueves, 7 de agosto de 2014

Espaguetis en salsa de tomate frito – Hermanos Aparici

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

Espaguetis en salsa de tomate frito

La inteligencia del ser humano es incomparable a la torpeza con la que comete sus errores, si usara más la primera evitaría la segunda.

Hola amigos, hoy un plato sencillísimo con ingredientes que tenemos en casa “sí o sí”. Cuento con la colaboración de la cebolla dulce de Hermanos Aparici que la he integrado cocinada en la salsa aunque tal vez es mejor consumirla cruda. Es una receta que hago mucho y siempre intento hacerla distinta cada vez que me pongo con ella. En esta ocasión debía haber un huevo poché justo debajo de la zanahoria pero no se que pasó, si controlé mal el tiempo o que se yo, que puse el huevo en papel film, lo cerré bien, lo puse en la cacerola cuando el agua empezó a hervir y a los 4 minutos lo puse en agua fría pero … no estaba hecho. Así que lo deseché, no podía quitarle el papel film porque la clara estaba muy cruda y no se despegaba, una lástima, era un toque fantástico pero no pudo ser, ya me desquitaré Sonrisa

Después de contaros este incidente vamos con lo que sí salió Sonrisa

¿Que necesitas?

250g de espaguetis

400g de tomate frito (un brik)

Media cebolla dulce Hnos. Aparici

1 pimiento verde

1 zanahoria

Orégano y albahaca

Vino blanco

AOVE

Sal

¿Como la hacemos?

  • Cocéis los espaguetis unos 12/14 minutos o el tiempo de cocción más acorde a vuestro gusto. Picáis fina la cebolla y la vais sofriendo junto con la zanahoria (reservaos un par de tiras de zanahoria para decorar) y el pimiento verde.
  • Añadís el vino blanco, dejáis reducir casi al completo e incorporáis el tomate frito y espolvoreáis orégano. Lo dejáis cocinando para que reduzca todo el líquido, que se quede tipo crema. Removed de vez en cuando para que no se pegue.
  • Para montar el plato, colocáis en la base parte de la salsa, encima los espaguetis, un poco de la salsa encima, espolvorea con orégano los espaguetis (como en la imagen) y luego las tiras de zanahorias.

Curiosidades

Es un plato sencillo pero que te llena, puedes acompañarlo como te decía antes con huevo poché o frito (personalmente creo que la primera opción le va mejor) o bien y para enriquecer la salsa puedes añadirle atún desmigado pero si haces esto deberás dejar la salsa un poco más suelta y no tan espesa. 

Espaguetis en salsa de tomate frito font

lunes, 28 de julio de 2014

Hogaza con poolish

Si te gusta la entrada,compártela en tus redes sociales favoritas

 

Hogaza Chad-Jeffrey

Al pan pan y al vino vino.

Si hay un alimento básico y que no puede faltar en el día a día de nuestras casas, ese es, amigos míos, una buena pieza de pan. Ya sea bollo, viena, barra, flojito o lengüita (así los llamaban antes en las panaderías cuando era pequeño, un pan blanco y muy blando). Desde que empezara a hacer pan en casa (panecillos, barras, hogazas …) pues he descubierto un mundo interesantísimo. Jugar con la levadura, usar la nevera para una fermentación controlada, más, menos o hidratación justa, usar levain natural, prefermentos … Las últimas dos veces que he hecho pan esta semana he usado poolish al 50% en la receta, una masa fermentada primero para que arranque a temperatura ambiente y luego la meto al frío unas 15 horas.

No es necesario usar prefermentos para la elaboración del pan aunque si quieres sabores distintos, cortezas y migas sorprendentes … entonces sí. Y sino haz la prueba, como hice yo. Un pan sin prefermentos y otro día uno con poolish. Si tienes tiempo para prepararlo así es lo mejor, luego lo congelas y listo. Y ahora vamos con la receta por si te interesa Sonrisa

¿Que necesitas?

  • Poolish

150g harina de fuerza

400g harina normal

550g agua

1g de levadura seca

  • Masa final

100g harina de fuerza

170g harina normal

70g agua

2g levadura

10g sal

¿Como la hacemos?

  • Elaboramos el poolish mezclando todo, que no quede harina suelta, tapamos con film transparente y dejamos que arranque la fermentación un par de horas, luego lo metemos a la nevera unas 12/14 horas. Puedes dejarlo incluso hasta 3 días pero lo recomendable sería reducir más levadura para tanto tiempo.
  • Pasadas las horas de fermentación, el poolish está listo para su uso, de hecho en el momento que triplique el volumen ya podrías usarlo, el hecho de meterlo al frío es para que adquiera aromas y conseguir mejores resultados con respecto a la corteza y la miga. Como os decía ya podemos usarlo, así que terminamos de preparar la masa. Para ello uso la thermomix, echo el poolish en el vaso, el agua y luego el resto de ingredientes. 30s/ vel 5 y luego 3 minutos/vel espiga.
  • Saco la masa del vaso, amaso un poco, boleo y deposito en un bol untado con aceite. A los 30 minutos, saco la masa del bol y doy 3 pliegues intentando coger el máximo de aire posible en cada pliegue. La dejo en el bol de nuevo y así 2 veces más cada media hora. Yo no lo he hecho pero puedes hacer dos pliegues más si quieres o ves que la masa no se ha hinchado aunque para esta hidratación no te harán falta tantos pliegues.
  • Una vez realizados los pliegues necesarios, sacamos del bol y formamos la hogaza. Podéis buscar por internet “Tartine de Chad Robertson” y veréis el formado que he hecho aunque va complementado con otro de Jeffrey Hamelman, es decir, el formado de mi hogaza es un injerto en Chad y Jeffrey y la verdad que crea una tensión en la masa interesantísima que hace que crezca la hogaza como no lo ha hecho otras veces. Esto se lo debo a un miembro del grupo de facebook que ha contado sus experiencias y muchos hemos tomado nota de su generosidad al compartirlo con nosotros.
  • Os dejo con un video de mi canal de Youtube sobre el formado, porque explicarlo escribiéndolo es algo complicado.

 

 

  • Si tienes baneton, úsalo, sino haz como yo, coge un molde de plum cake, fórralo con papel de hornear (luego te servirá para el horno) y déjalo fermentar dentro unos 45 minutos, el tiempo de calentar el horno en “modo infierno”, 250º, la resistencia abajo con su bandeja con piedras volcánicas para generar vapor y si tienes piedra o chapón para hornear muchísimo mejor. Antes de meter al horno greñarlos y calienta un vaso con agua, mete la hogaza en la parte más baja del horno y echa el agua en la bandeja, cierra rápido para no perder el vapor generado. Deja horneando así 15 minutos, luego baja a 210º otros 5 minutos. Saca la bandeja de piedras y deja salir todo el vapor, sube la hogaza a la parte intermedia y cuece allí a 200º 5 minutos más y luego 35 minutos a 175º. Te saldrá una hogaza crujiente.
  • Déjala enfriar para cortarla (si es que puedes …) y observa su interior, es una gozada.

Si eres aficionado panarra, te gusta hacer tus cositas, experimentar con las masas … te reto a que compartas tus creaciones conmigo en las redes sociales … si te atreves … Sonrisa Para twitter, facebook o google+ usa el hashtag #retoecsBlogpanarra y así las tendremos visibles fácilmente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...